logo-sin-fondo

Beneficios del Aceite de Caléndula Bio

Para pieles atópicas

El aceite de caléndula ha sido utilizado para tratar este trastorno en bebés y niños, por su bajo nivel de toxicidad. Se ha convertido en un remedio alternativo para muchos trastornos cutáneos.

La piel atópica o eccema atópico es una enfermedad inflamatoria en la que se desarrollan reacciones alérgicas cutáneas. Estas suelen estar caracterizadas por sequedad y tacto áspero. Además, tiende a afectar en mayor medida a bebés y niños.

En los más pequeños, el trastorno se presenta como piel seca y descamada que se desprende del rostro, las zonas de flexión (codos, rodillas y muñecas), el cuero cabelludo, las piernas y los glúteos.

Del mismo modo, un estudio publicado en Journal of Clinical Oncology asegura que el aceite de caléndula puede aliviar el dolor producido por la dermatitis en pacientes de cáncer de mama que reciben radiación. No obstante, aún es necesario más investigación para confirmarlo y siempre deberá emplearse en conjunto con otras terapéuticas.

Para la barba

El aceite de caléndula está relacionado con el estímulo al crecimiento del vello facial. Esto se debe a que sus propiedades antifúngicas y antibacterianas protegen la zona. También se puede combinar con otros aceites para potenciar los efectos.

Comparte esta entrada

Facebook
Twitter
Pinterest